SALADO DIGITAL

Edición digital de Revista "ENTRADA LIBRE". Actualidad, Noticias, Fotos, Notas, Reportajes, Eventos y Espectáculos de Chascomús, General Belgrano, Ranchos, Lezama, Monte, castelli. Cuenca del Salado (Prov. Buenos Aires. Argentina). Reservados todos los derechos. Todas las imágenes que aparecen en este sitio están protegidas por la ley 11.723 de Derechos de Autor. Ninguna de ellas puede ser reproducida y/o utilizada sin previa autorización.

jueves, enero 19, 2006

FESTIVAL DE FORTINES: Cuarta y última noche

La Fiesta ranchera se despidió hasta el próximo año

Los fuegos de artificio que iluminaron el cielo al cierre de la cuarta jornada del Festival de Fortines indicaron que Ranchos se despidió de su fiesta hasta el próximo enero.
Muy fría fue la velada para esta época del año, lo que no fue escollo, así por ser un día laboral, para que el público se volcara una vez más al predio de la laguna donde está montado el escenario mayor, tal como lo había hecho en las jornadas previas.
Con rigurosa puntualidad, tal como lo habían anunciado que así sería los encargados de llevar adelante la conducción, Marcelo Robertson y Horacio Burgueño, se hizo presente sobre las tablas el Ballet General Paz, dando lugar luego a los también locales de "Del Aclarar", grupo folclórico integrado entre otros por el reconocido bandoneonista Ramón Serio, a quienes en un determinado momento, y ante el asombro de todos, acompañaron danzando una zamba Yamila Cafrune y Antonio Tarragó Ros.
Yamila, la hija del recordado Jorge Cafrune, abogada ella que ni bien terminó sus estudios se dedicó a cantar, porque tal era la promesa que le había hecho a su madre, subió acto seguido al escenario y de entrada nomás puso de manifiesto todo su carisma y simpatía, en una presentación impecable que tuvo su punto más álgido cuando cantó sobre una grabación de su padre haciendo un dúo, hecho que arrancó una ovación desde la platea.
La impecable guitarra de Pilín Massei fue la encargada de la continuidad de la velada, asombrando a un público ávido de música que esperaba por la llegada de Tarragó Ros.
El correntino subió luego al escenario portando la Bandera Nacional, habló mucho y tocó poco. Si, porque en verdad eso fue lo que pasó: habló y habló, pasó chivo de sus discos en una pantalla gigante, e hizo una gran alocución de la lucha contra las papeleras en el Río Uruguay. Pero la gente a Antonito, como lo llaman en el ambiente, le perdona todo y lo recibió con total algarabía cuando en mitad de una de sus interpretaciones bajó a la platea y se mezcló a tocar entre el público. Chamamés, chamarritas y grandes éxitos como Carito y Kilómetro 11 brotaron de su verdulera, a la que hace sonar como los dioses.
La finalización del show de Tarragó dio paso a la elección de la figura revelación, llevándose el premio Lunareja los rancheros Hermanos Salerno, que como habíamos apuntado en una crónica anterior, fueron ovacionados por su público.
El cierre y la despedida hasta el nuevo año estuvo a cargo del Trío San Javier, con sus románticas canciones, ya conocidas por el público del Festival ranchero.
Como final, a modo también de despedida de estas crónicas que fuimos desgranando día a día, solo nos resta decir que el Festival de Fortines está totalmente consolidado en la zona, se hace en un lugar cómodo e impecable, al igual que la organización, que se ve que ha trabajado, y con mucho esfuerzo, a pesar de los contratiempos sufridos por el mal tiempo que impidió que el evento se desarrollara en sus días previstos y hubiera que reprogramar todo sobre la marcha.

2 Comments:

Publicar un comentario

<< Home